De regreso a Aztlán

A propósito del Día de Muertos, un grupo de artistas experimentales mexicanos, chicanos y anglosajones, nos reunimos en el cementerio municipal de Tijuana, alrededor de la tumba del controvertido Juan Soldado, santo patrón de chicanos e indocumentados. Nuestro objetivo era cruzar “la línea” legal o ilegalmente, bajo identidades reales o ficticias; documentar nuestras jornadas individuales utilizando video, sonido, fotografía, dibujo y poesía, y, al mismo tiempo, recolectar objetos e imágenes para luego construir un altar de muertos conmemorando el evento.

La escritora estadounidense Emily Hicks cruzó la frontera vestida de novia con un máscara del luchador “Matemático” y fue sometida a “inspección privada”. Los texanos Lesli Ernst y Berne cruzaron cargando una escultura móvil que construyeron durante su caminata. La video-artista tijuanense Berta Jottar cruzó primero como hippy y luego como punk (la primera ocasión cruzó detrás de Emily Hicks y pudo documentar en Video-8 el arresto de la escritora). Guillermo Gómez Peña cruzó como “cieguito” y asombrosamente el “migra” no le pidió documentos.

En todos los casos, el performance incidió en “la alteración de la cotidianeidad del cruce y el enfrentamiento directo con la burocracia del Departamento de Inmigración y la ley internacional”.

Paralelamente a estas acciones, y bajo una gran manta que decía “Especies en peligro de extinción”, los artistas Robert Sanchez y Josefina Quezada construyeron la base de un gran altar frente al Museo de Historia Natural ubicado en el Parque Balboa de San Diego. Dicho altar habría de contener horas más tarde todos aquellos objetos recogidos por los peregrinos durante la jornada.

En Estados Unidos, la noticia de la peregrinación circuló rápidamente a través de la radio y la prensa, desafiando la convencional imagen de la frontera como “zona de guerra” o “zona altamente sensible para la seguridad nacional”, y presentando en su lugar una imagen de la frontera como laboratorio de experimentación multi-cultural.

Descripción tomada de The Border Art Workshop (BAW/TAF) 1984-1989. A documentation of 5 years of interdisciplinary art projects dealing with U.S. – Mexico border issues (a binational perspective), 1988 p. 60.

1 y 2 de noviembre, 1987

Inició en el Cementerio Municipal de Tijuana y finalizó en el Museo de Historia Natural del Parque de Balboa en San Diego.

Emily Hicks, Berta Jottar, Lesli Ernst, Berne, Robert Sanchez, Josefina Quezada, Anna O’Cain, Marco Vinicio González y Guillermo Gómez Peña.

La Wrestler Bride (1987). Imagen de Berta Jottar.